lunes, 11 de abril de 2011

Necesidad

Tengo ganas de esconderme, de llorar, de reír, de cantar, de susurrar, de escribir feo, de escribir bonito, de mirar al cielo pero también de mirar mis pies como caminan por la tierra.
Tengo la necesidad de volar, como otras tantas de correr muy lejos.
Existe una necesidad en el mismo aire que respiro, tengo deseos de serenarme y otras veces de que la histeria no pare.
Quisiera que mi alrededor no girara tan rápido, me encantaría que mis pulmones se llenaran de aire y sentir lentamente como se desinfla sin ningún apuro.
Desearía suspirar sin miedos latentes de obsesiones de mi mente, que llenan de prejuicios mi existencia.
Solo me gustaría pedir un favor, y quisiera negarme alguna vez de alguien que no existe.
Como una roca en el vacío, sin ruido que llegue a fondo, deseo con urgencia un silencio que ya no sé si realmente existe, o solo inventé un deseo profundo de algo interno con una salida paralela a mi respuesta.
A veces quisiera jugar a las escondidas, pero otras  veces solo quisiera ser niña.
Quiero crecer, pero también madurar, tengo deseos de no ser como el árbol de manzano que está detrás de mi casa, solo es verde y no alcanzo a madurar.
Existe una necesidad superior a mis fuerzas, deseos de soñar y también de despertar en la realidad.
Tengo la necesidad que mi mundo no pare, como a la vez necesito que se detenga en dirección al sol, para no olvidarme que no solo la luna brilla, hay algo mas que me pueda dar calor en un momento frío mental.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada